Vistas de una localidad a su paso por el camino de Santiago
España

El camino de Santiago no deja a nadie indiferente.

El Camino de Santiago es mucho más que una apasionante ruta por el norte de España. Son muchas las perspectivas que permite un viaje como este. Hay quien lo hace llevado por una inquietud cultural, hay quienes sienten motivos espirituales, y otros de dejan arrastrar por el afán aventurero y el reto personal que supone completarlo… Pero en lo que todos coinciden, sean cuales sean las razones por las que se muevan, es que el Camino de Santiago es un modo diferente, original e intenso, tanto de emociones como de esfuerzo físico, de hacer turismo y conocer el norte de España.

Y es que, detrás de sus numerosas rutas, te esperan pueblos llenos de encanto, monumentos históricos, una espectacular y vibrante naturaleza o una gente sencilla y acogedora. A ti, pues te espera el camino bajo la vía láctea con un influjo especial que hace que te adentres en uno mismo, que escuchemos la voz interior y salgamos transformados…

En la empresa especializada en el Camino de Santiago; santiagoways muchos peregrinos de todo el mundo encuentran la solución perfecta para que todas las rutas que se pueden realizar estén perfectamente organizadas, Santiagoways se ha especializado en aquellos que vienen de fuera que no tendrán que preocuparse absolutamente de nada, comenzando por la barrera idiomática que no será un inconveniente, solo tienen que acceder a la versión en inglés en el enlace que acabamos de referenciar para comenzar a vivir la aventura.

Diferentes rutas del Camino de Santiago

Nuestra etapa 14 del camino de Santiago

Subherwal/flick

Si estás pesando en hacer el Camino de Santiago, una de las cuestiones que te costará decidir es qué ruta elegir, pues todas tienen su encanto particular y ofrecen su singular belleza. A veces, cuando no disponemos de demasiada libertad o no contamos con muchos días libres en el calendario, esta decisión se torna más fácil para elegir el que podemos hacer. Aun así, hagas el que hagas debes saber que la experiencia será única e inolvidable.

A continuación ofrecemos en este artículo unas breves referencias a los caminos más frecuentados por los miles de peregrinos que cada año deciden llegar a la plaza del Obradoiro para presentar sus respetos al santo.

El Camino Francés

El Camino Francés es la ruta más popular y la que prefieren la mayoría de los peregrinos. Los principales motivos que atraen a los peregrinos son su gran variedad de oferta de alojamientos y su riqueza natural y gastronómica, que lo convierten en un placer para el peregrino en todos los sentidos. El recorrido completo une la ciudad de Saint Jean de Pied de Port con Santiago de Compostela, consta de 31 etapas de unos 20-25 km diarios y en total el número de kilómetros recorridos asciende a 802 kilómetros.

El Camino Aragonés

Esta ruta es una de los más antiguos y cuenta con un recorrido total de 170 kilómetros, compuesto por unas 6 etapas. Su recorrido es de extremada belleza paisajística, pasando por provincias como Huesca, Zaragoza y Navarra. Es perfecta para aquellos que buscan hacer etapas largas, por lo que requiere de cierta preparación física y tal vez no sea la más recomendable para peregrinos inexpertos.

sendero de tierra en el camino de Santiago

Jmgarzo/flickr

Camino Primitivo

Este recorrido tiene una gran tradición, ya que fue el elegido por el Rey Alfonso II El Casto para llegar a la tumba del Apóstol Santiago en el siglo IX. Durante esta ruta se recorren 321 kilómetros en unas 11 etapas. Es ideal por tanto para aquellos que se inician por primera vez en esta aventura.

Camino Portugués

Esta ruta tomó importancia con de la independencia de Portugal en el siglo XII. A partir de esta fecha, el fluir de los peregrinos fue estableciendo conexiones tanto espirituales como culturales y económicas, con lazos humanos tan fuertes que han permanecido inquebrantables por las fronteras políticas.

Reyes, nobles y altos clérigos al hacer esta ruta contribuyeron a asentar una gran devoción jacobea, como la famosa peregrinación de doña Isabel de Portugal, en el siglo XIV, y que ofreció su corona ante el altar de Santiago. Otra célebre peregrinación fue la del rey portugués Manuel I, desde Lisboa a Santiago en 1502, y que como recuerdo de su estancia en Compostela ordenó que una lámpara alumbrara día y noche el templo de Santiago.

Vistas de una localidad a su paso por el camino de Santiago

Manuel Israel Guerra Díaz

Estas son tan solo algunas de las rutas que atraen cada año a miles de peregrinos provenientes de todas las zonas geográficas, pues el Camino de Santiago es conocido a nivel internacional y son muchos los entusiastas que acuden cada año a completar las etapas de la Compostela, que no es otra cosa que un documento que se entrega al llegar a la catedral de Santiago de Compostela a todos los peregrinos que han completado el Camino de Santiago movidos por motivos religiosos o espirituales.

La Compostela es un certificado que expide la Iglesia como reconocimiento por haber peregrinado hasta Santiago por devoción hacia el Apóstol Santiago. Al ser, como decimos, expedido por la Iglesia, es ella misma la que determina las condiciones que se han de cumplir para que sea entregada.

Facebook Comments